www.elcaso.net
Edición 14    17 de octubre de 2021

NACIONAL

La organización contaba con una estructura pseudo empresarial a través de un complejo entramado de reparto de droga a domicilio, con varias sedes distribuidas por la capital a modo de “oficina” que disponían de call center en los que se recibían los encargos de droga y se cursaban las órdenes de los pedidos.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal rechaza los primeros 7 recursos de apelación presentados por las 46 personas físicas y otras 5 jurídicas que fueron procesadas por la juez María Tardón el pasado 18 de diciembre.
La Sala, sin embargo, excluye el ensañamiento que había sido apreciado por el Jurado y el tribunal de apelación reiterando el criterio legal conforme al cual esa agravante exige que se demuestre tanto padecimientos o sufrimientos especialmente singulares en la víctima.
La Audiencia de Castellón le impone una indemnización de 310.000 euros por los daños morales que sufrieron los familiares del fallecido. Un jurado popular le declaró culpable de homicidio por unanimidad.

Han sido arrestadas cinco personas que, presuntamente, captaban a mujeres colombianas en situación de extrema necesidad o vulnerabilidad y les ofrecían venir a España para, posteriormente, ser explotadas.

La operación desarrollada por la Guardia Civil ha culminado con la detención de tres personas que presuntamente habrían llevado a cabo labores activas de proselitismo y difusión del ideario yihadista. El control de los procesos de radicalización llevado a cabo por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (SGIP) ha sido clave para identificar y neutralizar la actividad de estos internos.
La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rebajado de 21 años y 8 meses a 13 años de cárcel la condena impuesta por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Cádiz, con sede en Ceuta, a la mujer acusada de matar a su marido en marzo de 2019 tras asfixiarlo con una bufanda, ya que considera que la acusada es autora de un delito de homicidio y no de asesinato al no apreciar la alevosía.
Concurren la agravante de parentesco y también la de género, ya que “el delito fue cometido por la superioridad que el acusado entendía que tenía sobre la víctima al ser esta una mujer”. El hombre grabó un video de la agresión, en el que se aprecia cómo trató a la víctima y las expresiones que vertió hacia ella, lo que demuestra “un plus de desprecio, de humillación”.

La detención se produjo durante una comunión celebrada en un restaurante de la localidad de La Algaba. El detenido huyó corriendo por un naranjal hasta que finalmente fue atrapado gracias al dron y a los guardias civiles que corrieron tras él.

La sentencia confirma el ensañamiento en la actuación del acusado, al destacar que los médicos forenses dictaminaron que se habían introducido padecimientos innecesarios durante la agonía que sufrió la víctima.
0,265625