www.elcaso.net
Edición 14    16 de febrero de 2019

NACIONAL

Vivir en el hogar de los Vila Soldevila era como estar en el mismísimo infierno. El patriarca, Juan Vila era un esposo y padre cruel, agresivo, violento y despótico, es decir, la antítesis de lo que se supone debe ser un padre de familia. Así, no era de extrañar que su esposa Neus y sus hijos llevaran ya un tiempo urdiendo un plan que se materializó el 28 de junio de 1981.
Al pequeño Francisco le gustaba frecuentar el cementerio de la Almudena. Vivía muy cerca. Le atraía la muerte. No le gustaba jugar con otros niños. Sustituía el fútbol y la peonza por arrancar lápidas y meterse en los nichos, tumbarse y adoptar la postura de los muertos. Eso sí le hacía feliz.
Hay personajes de la vida real que tendrían cabida en cuentos de hadas y como se suele decir la realidad supera siempre a la ficción, pero por desgracia estos sucesos nunca tienen un final feliz. Es el caso de Magdalena, una bruja que se ganaba la vida como adivina, curandera y herbolaria en la dura época de posguerra.
El narcosatanismo es una práctica pseudoreligiosa para obtener una supuesta protección a las organizaciones criminales. Se realizan para ello rituales de origen afroamericano en los que se utilizan animales y/o personas para sus sacrificios.
​El Garrote Vil fue un instrumento utilizado para aplicar la pena capital por España y sus colonias desde 1820 hasta el fin de la dictadura de Franco, aunque su origen e inventor se desconocen.
Se cumplen 22 años de la fuga de uno de los criminales más peligrosos que ha tenido España. El 17 de enero de 1991 Dámaso Rodríguez Martín, apodado ‘El Brujo’ aprovechaba un permiso especial penitenciario para no volver a la prisión y sembrar de sangre las montañas de Tenerife.
La noche del 22 de julio de 1928, las campanas del Cortijo del Fraile, en Níjar se encontraban prestas a repicar alegremente en honor a la boda que se iba a celebrar en pocas horas.
Impactante portada de El Caso, cuyo número íntegro reproducimos, perteneciente a la colección del fundador del semanario, Eugenio Suárez, tras pasar el pertinente control de la censura del Ministerio de Información y Turismo.
«¡Esta foto no se publica! Retírenla de las páginas de El Caso».

Famoso Maqui

El anarquista Francesc Sabaté Llopart, alias el Quico, fue el máximo exponente de la guerrilla urbana en Cataluña. Estaba considerado el enemigo público número uno del régimen. Mecánico de profesión y anarquista, estuvo vinculado desde el 1931 a los sectores de acción del movimiento libertario. Al final de la guerra civil cruzó la frontera huyendo del avance de las tropas nacionales. Fue confinado por las autoridades galas durante algún tiempo.
0,375