www.elcaso.net
Edición 14    18 de junio de 2019

EL CASO HISPANO

Gustavo Enrique Gallardo de 38 años, salió como todas las mañanas de su casa a las 6. Se puso su uniforme de cartero y se subió a su motocicleta Honda Biz de color rojo con matricula 900-JXP.
Ocurrió en Frías, Santiago del Estero. Juan Carlos Ortega fue descubierto por la empleada del hogar con uno de los hierros incrustado en el pecho.

Tres hombres fueron detenidos en las últimas horas acusados de integrar una banda de “piratas del asfalto” que simulaba operativos policiales en rutas para engañar a sus víctimas y forzarlas a detenerse.

Son cinco policías y cinco civiles. Otro agente fue detenido por la presencia de una menor en la subcomisaría 26ª. En la casa de un agente hallaron cocaína.

“En Rosario entré a la casa, le robé 25 mil pesos al hombre y lo maté. Después me encargué de la mujer”. Sin vacilaciones, como en una charla de bar, Javier Hernán P. les contó a los policías de Santiago del Estero que lo detuvieron el miércoles a la noche cómo asesinó a Javier y a Agustina Ponisio hace una semana en su casa de Castro Barros al 5500, en la zona sur de la ciudad.

En un video en el que se observa a obreros que evitaron un asalto se ve al ladrón atado con una soga, siendo colgado de un edificio que los trabajadores estaban construyendo. Los albañiles debían cobrar su salario y su patrón fue víctima de un intento de robo a mano armada.
El libro "Mitad monjes, mitad soldados" del periodista Pedro Salinas presenta graves denuncias de abusos sexuales, físicos y psicológicos cometidos por el fundador del movimiento Sodalicio de Vida Cristiana Luis Fernando Figari.
Según un artículo publicado en el sitio web Gran Ciudad, una mujer se desnudó y subió a lado de la estatua de Simón Bolívar, la joven es una artista y se llama Erika Ordosgoitti así lo apunto el sitio web. También mencionó que la chica lo hizo para llamar la atención de los transeúntes de la plaza Bolívar situada en Barquisimeto.
La Policía Metropolitana halló en la mañana de este martes un cadáver desmebrado y metido en sacos en el sector de Guayabal, al sur de Medellín, el cual, según las investigaciones fue abandonado en una carreta la noche anterior.
Un fuerte olor que procedía del maletero de un coche alertó a los vecinos de que algo raro sucedía. Los habitantes del barrio Miranda de Medellín dieron aviso a las autoridades sobre un vehículo sospechoso tipo Swift con placas de Cali que llevaba casi 24 horas en una de las vías de ese sector del norte de la ciudad.
0,2646484375