www.elcaso.net
Edición 14    26 de noviembre de 2020

NACIONAL

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a prisión permanente revisable impuesta a un hombre que asesinó a la hija de su mujer, que tenía dos años de edad, en su domicilio de Alzira (Valencia), después de que esta le anunciara que iba a divorciarse de él.
Según relataron los agentes, primero alegó que venía de Portugal, luego que tenía asma, y más tarde que no tenía mascarilla. Sin embargo, cuando le facilitaron una, hizo caso omiso y se la guardó en el bolsillo.
El ataque, según consta en la sentencia, se produjo “sorpresivamente” y en una zona que estaba “mal iluminada y escasamente transitada”, por lo que la víctima careció de posibilidad de defensa.
El pequeño murió en el barco de la ONG española Open Arms después de que fuera rescatado en parada cardiorespiratoria.

El caso, más complejo de lo que parece, ha dado más de un quebradero de cabeza y ha sido expuesto a la opinión pública. Sin embargo, la Audiencia de Barcelona finalmente ha absuelto al hombre por falta de pruebas.

Se trata de un guardia civil de Puebla de Sanabria, en Zamora, que ha sido acusado de hasta cuatro delitos de abuso sexual a una niña, nieta de un compañero, cometido en el propio cuartel. Pese a que ha negado los hechos, la Fiscalía pide 48 años de prisión.
El detenido, de origen islandés, forzó a la niña a mantener relaciones sexuales en unas diez ocasiones, golpeándola en el cuerpo y en la cabeza con varios objetos que le provocaron lesiones de gravedad. En una operación distinta, la Policía Nacional ha detenido en Marbella a un segundo fugitivo buscado en Francia por tráfico de drogas y organización criminal.
El pasado domingo Xàtiva, en Valencia, despertaba con un fatal accidente. En un coto del municipio, un cazador disparó a otro sin querer en la cabeza, causándole la muerte...
Agentes de la Policía Nacional en colaboración con la Policía de Irlanda y la National Crime Agency –NCA- han desarticulado en Alicante un grupo de narcotraficantes y han interceptado cuatro envíos postales cargados con cuatro kilos de marihuana y 15.000 pastillas –medicamentos hipnóticos-.
Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal perfectamente estructurado y jerarquizado dedicado a la distribución de sustancias estupefacientes cuyo destino principal era la provincia de Jaén y han detenido a 25 personas por presuntos delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.
0,34375