www.elcaso.net

abuso

La Audiencia de Valladolid ha absuelto a un hombre acusado de abusar sexualmente de su nieta, a la que cuidaba cuando su madre no podía hacerlo por motivos laborales. La madre de la niña fue la que denunció al acusado, para quien la Fiscalía solicitaba 6 años de cárcel. La menor no declaró ni en fase de instrucción ni en el juicio.

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a 18 meses de prisión a un hombre que tocó los genitales a una joven cuando ésta orinaba entre dos coches estacionados en la vía pública en la localidad de Béjar.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena impuesta por la Audiencia Provincial de Sevilla a la pena de 15 años de prisión de un delito continuado de agresión sexual a menor a un padre que, según el relato de hechos probados, agredió sexualmente a su hija hasta los diez/once años de edad, siendo desestimado el recurso que se interpuso ante el TSJ de Andalucía.

La Sección Primera de la Audiencia de Castellón ha condenado a penas que suman 15 años y 6 meses de prisión a un antiguo entrenador y conserje del polideportivo municipal de una localidad de la provincia por abusar sexualmente de forma continuada de tres gimnastas menores de edad.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a ocho años y medio de prisión por un delito continuado de abuso sexual a menor de 13 años y un delito leve de coacciones, al conserje de un colegio situado en un municipio de la provincia de Valencia que sometió a tocamientos y a otros actos de carácter sexual a una alumna del centro, de nueve años de edad.

El caso, más complejo de lo que parece, ha dado más de un quebradero de cabeza y ha sido expuesto a la opinión pública. Sin embargo, la Audiencia de Barcelona finalmente ha absuelto al hombre por falta de pruebas.

El detenido, de origen islandés, forzó a la niña a mantener relaciones sexuales en unas diez ocasiones, golpeándola en el cuerpo y en la cabeza con varios objetos que le provocaron lesiones de gravedad. En una operación distinta, la Policía Nacional ha detenido en Marbella a un segundo fugitivo buscado en Francia por tráfico de drogas y organización criminal.

El Juzgado de lo Penal 3 de Valladolid ha condenado a cinco años de cárcel y dos de libertad vigilada a un hombre, de profesión tatuador, por abusar sexualmente de varias clientas que acudieron al gabinete de tatuaje y piercing que el acusado tenía, primero en su domicilio, y luego en un local comercial.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un fugitivo de nacionalidad paraguaya, de 28 años de edad, que estaba en busca y captura por INTERPOL por haber agredido sexualmente a dos menores de edad en Argentina hace 9 nueve años. Las autoridades argentinas emitieron una Orden de Búsqueda y Detención para su extradición al país y la Policía Nacional localizó y detuvo al prófugo durante la mañana del día doce de enero en Fuente Álamo (Murcia).

La Audiencia de Las Palmas declara prescritos los abusos de un boxeador a cuatro alumnos. El Ministerio Fiscal solicitaba casi 35 años de prisión para el entrenador, un conocido deportista de la ciudad de Telde.

Un hombre ha sido condenado a seis años y nueve meses de prisión por violar a su hermano discapacitado. La Sección Segunda de la Audiencia de Valencia aprecia la eximente incompleta de alteración psíquica para el penado, que padece una enfermedad mental.

Según el fallo, los cuatro jóvenes condenados las llevaban a una casa deshabitada y mantenían prácticas sexuales con látigos y mordazas.

Se trata de un guardia civil de Puebla de Sanabria, en Zamora, que ha sido acusado de hasta cuatro delitos de abuso sexual a una niña, nieta de un compañero, cometido en el propio cuartel. Pese a que ha negado los hechos, la Fiscalía pide 48 años de prisión.

El Tribunal Supremo eleva a 11 años de prisión la condena de un hombre que abusó sexualmente de una niña de cinco años en Molina de Segura (Murcia). Se deja sin efecto, por tanto, la atenuante de confesión que había apreciado la Audiencia Provincial por entender que la colaboración fue tardía (en el juicio) y no relevante.

El arrestado se ocultaba en una aldea orensana de la comarca de Trives, donde recibía auxilio y soporte logístico por parte de terceras personas. Presuntamente, el fugado -que era el abuelo paterno de la víctima- abusó sexualmente de la menor en reiteradas ocasiones cuando ésta se quedaba a su cargo.