www.elcaso.net

Tráfico de personas

Los líderes de las organizaciones son los presuntos responsables de la llegada a las costas de Lanzarote y Fuerteventura de seis pateras con 204 migrantes marroquíes. La red criminal cobraba a cada uno una media de 3.000 euros por lo que se estima un beneficio para la organización de más de 600.000 euros.

La organización, que aprovechaba los trayectos para introducir estupefacientes, reportaba unos beneficios de más de 500.000 euros, cobrando por cada viaje 3.000 euros si era en patera y 6.000 si era individual en moto acuática.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un entramado dedicado al tráfico ilegal de personas desde Argelia hacia las costas de Almería. Los detenidos tenían un conocimiento exhaustivo de la geografía de la costa almeriense empleando una red de cuevas de esta zona para albergar a los migrantes.

La Guardia Civil y en colaboración con Mossos d´Esquadra han llevado a cabo la operación Otiv-Baucar en la que ha sido desarticulada una importante organización criminal internacional de tráfico de seres humanos. Han sido detenidas 12 personas, mayormente de origen subsahariano y marroquí, y se han efectuado registros en las provincias de Burgos, Lérida y Barcelona, así como tres en Portugal, dos en Alemania y una detención en Holanda. Han sido identificadas cerca de 1.000 víctimas, entre las que se encontraban mujeres y niños. Han sido incautados 2 kg de marihuana y se estiman unos beneficios superiores a los 500.000€ desde el inicio de la investigación.

  • 1

Hay 216 personas detenidas, 127 víctimas de trata de seres humanos rescatadas y más de 10.000 migrantes irregulares interceptados procedentes de 61 países. En esta operación los organismos policiales de 34 países han llevado a cabo actuaciones contra organizaciones dedicadas al tráfico ilícito de personas prestando especial atención a las rutas utilizadas por estas mafias dentro del área geográfica de América Latina y el Caribe. En España el operativo ha permitido la detención de 32 personas y la desarticulación de dos grupos criminales dedicados al tráfico ilegal de migrantes cuyas víctimas eran originarias de Marruecos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 20 personas dedicadas al tráfico ilegal de migrantes en embarcaciones entre el norte de África y España.