www.elcaso.net

Guardia Civil

Se trata de un hombre, el cual no sólo hacía fotografías íntimas a una hija menor de su pareja sin su consentimiento, sino que también instaló un “sofware malicioso” en el ordenador de la menor. Este “malware” permitió al investigado acceder de forma ilimitada a los archivos privados de la menor, a espiar las videoconferencias que realizaba con sus amigas y a activar la webcam cuando sabía que se estaba cambiando de ropa.

La organización había creado estas plantaciones en el interior de dos semirremolques frigoríficos para trasladar la droga de un lugar a otro en caso de detectar presencia policial.

La embarcación llegó a Órzola sobre las diez de la noche y encalló en las rocas de Costa Calmada, donde miembros de la Guardia Civil y Salvamento Marítimo lograron rescatar con vida a 41 personas de origen subsahariano y localizaron cuatro cuerpos sin vida.

Se han intervenido más de 16,5 millones de euros, siendo la mayor cantidad de dinero en efectivo intervenida a una organización criminal en España en los últimos 10 años.

Los autores bloquearon el vehículo de la víctima y realizaron varios disparos que acabaron con su vida. Este crimen podría tratarse de un ajuste de cuentas entre grupos vinculados al crimen organizado y el tráfico de drogas.

La detención se produjo durante una comunión celebrada en un restaurante de la localidad de La Algaba. El detenido huyó corriendo por un naranjal hasta que finalmente fue atrapado gracias al dron y a los guardias civiles que corrieron tras él.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Badajoz con sede en Mérida ha condenado a doce años de prisión al autor confeso de matar de un navajazo a un guardia civil que se encontraba fuera de servicio en Don Benito (Badajoz).

La operación ha sido desarrollada en Bizkaia y Valencia y han sido detenidas 7 personas y realizado 10 registros. Se han intervenido 65 armas de fuego, más de 27.000 cartuchos metálicos de diferentes calibres, 14,5 kg. de pólvora, así como documentación falsa. Entre ellas, se encuentran 18 armas de guerra (fusiles de asalto, subfusiles y pistolas ametralladoras).

Desarticulada una organización criminal de españoles, marroquís y colombianos dedicados a introducir en España hachís procedente de África a través de embarcaciones.

La operación es llevada a cabo por la Unidad Central Operativa y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Valencia.

La Guardia Civil, en la denominada operación CADCAN, desarrollada en Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife, Madrid y Huelva, ha desarticulado una organización criminal especializada en el tráfico de drogas entre la península y las Islas Canarias.

La operación desarrollada por la Guardia Civil ha culminado con la detención de tres personas que presuntamente habrían llevado a cabo labores activas de proselitismo y difusión del ideario yihadista. El control de los procesos de radicalización llevado a cabo por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (SGIP) ha sido clave para identificar y neutralizar la actividad de estos internos.

El arrestado, que cuenta con antecedentes penales por pederastia en su país de origen que datan de 1988, ha ingresado en prisión. Se ganaba la confianza de los niños y les ofrecía pequeñas gratificaciones económicas. Han sido incautados un teléfono móvil y un ordenador portátil con material pornográfico y pedófilo.

De las 311 menores contactadas –entre 7 y 13 años-, 96 de ellas le remitieron imágenes de carácter sexual. El detenido –de 28 años- engañaba a las víctimas con una identidad falsa y las coaccionaba para que le remitieran las fotos.

La Guardia Civil, en la denominada operación MORBIER, llevada a cabo de manera conjunta con las Secciones de Investigación de la Gendarmería Nacional Francesa de las ciudades de Reims y Nancy, han desarticulado íntegramente, la que se ha considerado por las autoridades francesas, la organización delictiva más activa del noroeste de Francia en lo que a tráfico de drogas se refiere.