www.elcaso.net

Prostitución

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de un Equipo de Trabajo formado por España, Rumanía, Suiza, República Checa y Reino Unido, coordinado por EUROJUST y con la colaboración de EUROPOL, han desarticulado una organización internacional que explotaba a mujeres de nacionalidad rumana captadas mediante el método “lover boy”.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas y liberado a cuatro mujeres prostituidas en un piso de citas de Baracaldo (Vizcaya). La investigación se inició gracias a las denuncias de dos víctimas que indicaron la existencia de un clan familiar de origen paraguayo que, presuntamente, se dedicaba a la captación y explotación sexual de mujeres de su mismo país.

En la operación han sido detenidas cuatros personas, un matrimonio y dos menores de edad. La menor, que era ofrecida a través de Internet, había sido obligada a mantener relaciones sexuales con los miembros del grupo criminal.

Las víctimas eran captadas en su país de origen aprovechando su precaria situación económica y con la promesa de una vida mejor en el continente europeo. Las mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución bajo amenazas y coacciones y vivían sometidas a un juramento vudú-juju por el que se comprometían a pagar la deuda contraída por venir a España y a no denunciar a sus explotadores ante la policía.

La organización, que estaba asentada en Alicante y La Rioja y destacaba por su gran movilidad a nivel nacional, obligaba a las mujeres a cambiar continuamente de piso para que no se las vinculara con el mundo de la prostitución.

Tenía encuentros sexuales con hombres adultos a cambio de 15 euros para poder responsabilizarse de su hermano pequeño y proveer de alcohol y tabaco a su madre, que ha sido arrestada por los agentes.
  • 1

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a una mujer de nacionalidad nigeriana a cinco años de cárcel por traer en patera a sus hermanas para prostituirse en el polígono de Marconi, en el distrito de Villaverde.

Una menor de 10 años de Peñafiel (Valladolid) ha sido internada en un centro de menores hasta que se aclare su situación tras conocerse que podría haber sufrido abusos sexuales.

Dos menores fueron captadas cerca de un Instituto de Madrid donde estudiaban hostelería cuando les ofrecieron trabajo como ayudantes de cocina. Se ha procedido a la detención de dos personas por un delito de trata de seres humanos.

La menor fue captada en Nigeria, donde adquirió una deuda de 25.000 euros que debía ser devuelta con el dinero obtenido con su explotación sexual.