www.elcaso.net

Madrid

Los testigos de este escalofriante suceso no olvidarán nunca la tarde del pasado domingo. Un hombre de 68 años resultaba herido de gravedad al ser golpeado varias veces en la cabeza con un martillo. ¿La autora de la agresión? Su propia hija, de 23 años de edad, ante la atónita mirada de los transeúntes que paseaban por el céntrico barrio de la capital.

El coche, sin conductor y en movimiento, pasó por encima del hombre, de 68 años de edad, provocándole traumatismos torácico, abdominal, craneoencefálico y ortopédico.

En un minucioso registro realizado en el domicilio del presunto autor material se hallaron enterrados en el jardín restos de la ropa de la víctima, un hueso y un hacha. Tras ocultar el cadáver varios días en un arcón congelador, lo enterró en su jardín. Meses más tarde lo metió en un barril con una mezcla de sosa cáustica, amoníaco y ácido.

Un vecino de 78 años de edad del distrito madrileño de Chamberí ha asesinado a su esposa, de 79 años, y enferma de alzheimer. Tras cometer el crimen, el hombre ha llamado a uno de sus hijos para, después, quitarse la vida.

El pequeño de corta edad llegó al madrileño Hospital Gómez Ulla con golpes y una muñeca fracturada.

El Parque Comillas de Carabanchel se convirtió en un campo de batalla cuando decenas de jóvenes pertenecientes a bandas latinas se pelearon con machetes y pistolas a plena luz del día, ante la mirada atónita de los viandantes.

Un vecino de la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias fue rescatado de un pozo, gracias a la ayuda de su fiel compañero de cuatro patas.

Aprovechaba su reputación en el mundo de la fotografía y ofrecía a las mujeres, algunas de ellas menores de edad, la realización de reportajes gratuitos en su domicilio de Madrid.

Un autobús escolar ha sufrido este miércoles un accidente en Fuenlabrada (Madrid), provocando 21 heridos de carácter leve. Las autoridades han confirmado que el conductor había consumido cocaína.

Cuatro personas han perdido la vida tras estrellarse en la localidad toledana de Segurilla una avioneta procedente del aeródromo de Cuatro Vientos, en Madrid, que se dirigía a Cascais, en Portugal.

Los hechos ocurrieron en la mañana del lunes. Tras un topetazo con el coche, el agente sacó su arma y disparó a la víctima, que murió en el acto. Su abogado va a pedir que se rebaje la pena por trastorno mental transitorio.

Todo comenzó con una denuncia en la Comisaría de la Guardia Civil de Almassora (Valencia). En ella se hacía eco de las irregularidades en el pago de una factura.