www.elcaso.net
Sin ojos, sin corazón y sin cerebro: así regresó a su país el cuerpo de Amanda Gill

Sin ojos, sin corazón y sin cerebro: así regresó a su país el cuerpo de Amanda Gill

viernes 14 de diciembre de 2018, 17:32h
Consternación en Reino Unido tras la expatriación del cuerpo sin vida de una turista que falleció en un hospital de México tras sufrir complicaciones de la diabetes que sufría. La familia, en cambio, cree que podría tratarse de un asesinato.

La familia de Amanda Gill, de 41 años, ha denunciado que el cuerpo sin vida de su hija regresó a su país sin ninguno de sus órganos vitales, excepto el intestino inferior.

Los medios locales aseguran que la Policía mexicana cree que el cuerpo de Amanda Gill pudo ser 'saqueado' por las mafias de traficantes de órganos.

Las autoridades han señalado que Gill, que hacía turismo por Latinoamérica, murió menos de 12 horas después de ingresar en el hospital de Cos, en Ciudad México. La familia no descarta que le provocaran la muerte “para apropiarse de sus órganos”.

La madre de Amanda, Elaine Hines, ha asegurado a la prensa que su hija había sufrido en ocasiones anteriores cetoacidosis diabética, una complicación de su diabetes, por lo que no se explica su fallecimiento.

"Ella vino a casa vacía. Se lo robaron todo de su interior. Si esto le ha sucedido a Amanda, ¿a cuántas otras personas le habrá pasado y volverán a hacerlo? Creemos que fueron robados y vendidos", advierte la madre de la presunta víctima.

Por su parte, los responsables del hospital Villa de Cos, en Zacatecas, explicaron que el cadáver fue colocado en una bolsa sellada y se entregó a la policía con todos sus órganos intactos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Caso

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.