www.elcaso.net
La residencia de ancianos de los horrores: 'No cojáis el puñetero teléfono a los hijos'

La residencia de ancianos de los horrores: "No cojáis el puñetero teléfono a los hijos"

Escucha la noticia

viernes 17 de abril de 2020, 19:07h

Escucha la noticia

La Generalitat de Catalunya se ha visto en la obligación de intervenir una residencia después de que casi todos los ancianos se hayan contagiado de Covid-19 y 12 de ellos hayan fallecido hasta el momento. "Ante un abuelo resfriado, lo único que tenéis que hacer es darle mucha agua. Nada más", exigía la propietaria a los empleados.

La Generalitat ha intervenido la residencia de Ullastrell (Barcelona) tras la denuncia pública de dos trabajadoras del centro, que aloja a unos treinta residentes, de los que la mayoría padece coronavirus.

Por el momento han fallecido 12 ancianos por la "absoluta falta de protocolos" y la nula sensibilidad de la propietaria, cuyos mensajes de audio a sus empleados han salido ahora a la luz. Unas palabras que han sentado como un jarro de agua fría a los familiares de los residentes, que han tenido que escuchar cómo trataban a sus seres queridos ante la falta de protección e incluso la nula existencia de comunicación imperante en el centro.

"No cojáis el puñetero teléfono a nadie que no sea yo (...) No podéis dejar que los hijos llamen. Si lo cogéis van a seguir llamando", se escucha en uno de los audios, en el que la propietaria ordena a los trabajadores que no den información a los familiares acerca de la situación de los residentes.

Por otro lado, la dueña también niega a los empleados el uso de mascarillas ya que, sólo sirven para que "los enfermos no contagien", aunque acepta que un trabajador resfriado sí la use: "Los que estáis normales y corrientes como todo los días, llevar mascarilla sólo demuestra lo que sois, no más". Ni que decir tiene que ante otras medidas de protección, como los guantes, la mujer espeta que solo deben llevarlos "en los mismos momentos que hace tres meses, cuando se hacen los cambios de pañal y cuando se prepara la medicación".

"Hay que lavarse las manos cuando se termine de dar de comer a un abuelo, ¿lo entendéis? Si os ponéis los guantes y no os laváis las manos, estamos haciendo el imbécil", continúa, para recordarles que "os dimos una caja de guantes y un bote de crema el día 13. Estamos a 23 (...). Os habéis cargado una caja de guantes y medio litro de crema. Lo siento pero no, yo no puedo mantener eso".

Los audios, dados a conocer por Mediaset, suben de tono cuando la propietaria se refiere al uso de las esponjas: "Vais a acabar lavando el culo de los abuelos con papel higiénico, vosotras mismas".

"¿Que se ahoga? Agua"

"Si fulanita se está ahogando y luego tiene una temperatura de 36, una frecuencia cardíaca normal (...) que está la abuela mejor que yo", sentencia, excusando sus palabras en que "cuanto más vean que llamando la atención vais a estar pendientes, más lo van a hacer". ¿Y si un residente está resfriado? "Lo único que tenéis que hacer es darle mucha agua, nada más. ¿Que se ahoga? Agua".

Advierte además a sus empleados que si "abren la puerta" a una anciana que ya ha sido de alta, al no saber a ciencia cierta si tiene o no coronavirus, "Es que no sé lo que os hago".

La Generalitat ha tenido que intervenir tras descubrirse que todos los internos salvo cuatro están infectados, 12 de ellos ya han fallecido y gracias a las grabaciones, el resto del personal está empezando a hablar, sabiéndose hasta ahora que una trabajadora fue despedida al dar positivo por coronavirus y a otra la dueña le escondió presuntamente los resultados para que siguiese trabajando.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios