www.elcaso.net

Inmigración

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado la rama española de una organización criminal transnacional dedicada al favorecimiento de la inmigración ilegal de ciudadanos bangladesíes.

La actuación policial conjunta ha permitido interceptar un camión en el que viajaban hacinadas 77 personas -cuatro menores de edad- en condiciones infrahumanas y con grave riesgo para su vida. Solo en los últimos meses, la organización desarticulada habría introducido al menos 400 migrantes en la Unión Europea, habiendo obtenido un beneficio superior a los dos millones de euros.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un entramado dedicado al tráfico ilegal de personas desde Argelia hacia las costas de Almería. Los detenidos tenían un conocimiento exhaustivo de la geografía de la costa almeriense empleando una red de cuevas de esta zona para albergar a los migrantes.

La embarcación llegó a Órzola sobre las diez de la noche y encalló en las rocas de Costa Calmada, donde miembros de la Guardia Civil y Salvamento Marítimo lograron rescatar con vida a 41 personas de origen subsahariano y localizaron cuatro cuerpos sin vida.
  • 1

El entramado criminal del que formaba parte disponía de diversas ramificaciones asentadas en Marruecos, España e Italia para realizar los traslados de los inmigrantes. Aprovechaban su situación de vulnerabilidad y los exponían a grandes riesgos para sus vidas durante la travesía.

Agentes de la Policía Nacional, junto con las Policías de Rumanía, Bulgaria, Países Bajos y Portugal, han localizado en el Puerto de Ceuta a cinco migrantes que intentaban acceder irregularmente a la península, ocultos en los ejes y en el techo de dos camiones y poniendo en grave peligro sus vidas.

Conmoción en Estados Unidos tras difundirse las imágenes de la muerte de un menor guatemalteco que se encontraba bajo custodia policial. El joven se encontraba esperando para ser trasladado al Departamento de Salud y Servicios Humanos, como es habitual en menores no acompañados, cuando le diagnosticaron gripe y le llevaron a unas instalaciones en Weslaco (Texas), de las que no salió con vida.