www.elcaso.net
Todo un pueblo paralizado a causa de los contagios de la secta de El Palmar de Troya
Ampliar

Todo un pueblo paralizado a causa de los contagios de la secta de El Palmar de Troya

viernes 22 de enero de 2021, 18:00h

Escucha la noticia

En la Iglesia del Palmar de Troya, el coronavirus se ceba con los religiosos, con cuatro muertos, 61 contagios 100 curas y mojas

En esta tercera ola de la pandemia el Palmar de Troya está al límite de contagios. Es dentro del recinto de la controvertida iglesia palmariana donde se dan la mayor parte de los casos.

El municipio está por encima de los 1.000 por cada 100.000 habitantes, una cifra 13 veces superior a la barrera simbólica de los 250 casos detectados en los últimos 14 días, uno de los marcadores que sirven para indicar que el riesgo pasa de alto a extremo.

Son ya 3.348 contagiados, por lo que está con las más duras restricciones, con confinamiento perimetral y cierre de todos los comercios y bares. Los positivos del pueblo tiene distinta procedencia.

La primera muerte puso en alerta al pueblo

El fallecimiento el pasado viernes de un sacerdote de la iglesia palmariana, como consecuencia del coronavirus, fue lo que alarmó a los habitantes del Palmar durante los días siguientes su entierro.

Al estar dicha secta situada en El Palmar, sus contagios contabilizan en el cómputo del pueblo, aunque los miembros de aquel colectivo no tengan contacto con el resto de palmareños. Sin embargo, esto no ha sido argumento para evitar las duras restricciones que han entrado en vigor. Nadie puede entrar ni salir del recinto. Son ya 61 contagios de los 100 clérigos, según la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

En el pueblo, se habían registrado sólo 17 casos diagnosticados, de un total de 78, de 2.300 habitantes censados, 73 de ellos en los últimos siete días.

El brote detectado entre los fieles palmarianos ha provocado que el Gobierno andaluz cierre perimetralmente la localidad y sólo puedan abrir los negocios de primera necesidad, como colegios, farmacias, gasolineras y tiendas de alimentación. El resto, bares o papelerías, se encuentran cerrados.

El brote dentro de la iglesia palmariana se pudo originar tras una visita multitudinaria de fieles de otros países en la semana de Navidad, en torno al 22 de diciembre.

“Vinieron alemanes y británicos en coche sin que se les hiciera una PCR al llegar. Tras aquella visita, a principios de enero comenzaron a crecer los casos en los registros oficiales. Ya en esta última semana es cuando se han producido las muertes”, según el alcalde a manifestado a la prensa.

“No tenemos contacto con nadie del interior. No sabemos qué tal están el resto de contagiados, aunque las autoridades sanitarias provinciales nos informan de que muchos son asintomáticos. Si necesitan ayuda, saben que la tienen como cualquier otro vecino. Pero nadie ha llamado para pedírnosla. Ese es un mundo diferente. Seguimos las indicaciones sanitarias y nada más”, asegura Juan Carlos González.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios