www.elcaso.net

Navarra

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha confirmado la condena de 2 años de prisión impuesta el pasado marzo por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial a un acusado de intentar abusar sexualmente de una menor de 13 años, a la que había conocido a través de Instagram.

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha condenado a 2 años de prisión por un delito de abuso sexual con acceso carnal al dueño de un bar de Pamplona que violó a una camarera que, debido al alcohol ingerido, se encontraba en “avanzado estado de embriaguez” y había perdido “el sentido de la conciencia”.

El magistrado, que imputa al investigado un delito de homicidio en grado de tentativa, destaca que propinó a la víctima tres cuchilladas, dos en el pecho y una en la zona clavicular.

La Sección Primera de la Audiencia considera que el “mero azar” evitó la muerte de la víctima, que recibió en la cabeza un cartucho de perdigones disparado con una escopeta. En el juicio, el fiscal y la acusación particular habían solicitado 12 años de prisión, mientras que la defensa había pedido una pena de 3 meses.

La fiscalía, la acusación particular y la defensa han solicitado a la magistrada presidenta del tribunal que el pamplonés que el 23 de agosto de 2019 mató a su madre, de 71 años, arrojándola desde un cuarto piso, sea internado en un centro psiquiátrico durante 21 años.

Akelarre en vasco significa «prado del macho cabrío», pero tiene un sentido mucho más oscuro que la simple localización de un lugar. Esta es la palabra que comúnmente se utiliza para denominar las ceremonias de invocación al diablo. Así lo explica Míriam del Río en su libro Turismo Dark.
  • 1

En agosto de 2015, la demandante descubrió que no era hija biológica de su madre. El Servicio Navarro de Salud rechazó que se hubiera producido un error, pero el magistrado asegura que “la hipótesis más real y probable” es que el intercambio se produjera en el hospital.

Los dos abusos sexuales se produjeron en septiembre de 2019 cuando el inculpado y la niña se encontraban solos en el domicilio. El fiscal había solicitado 22 años de prisión, 11 por cada uno de los dos delitos, pero el Tribunal Superior considera, como sostuvo la Audiencia, que se trata de un delito continuado.

La niña pernoctaba de domingo a jueves en el domicilio que su cuidadora compartía con su esposo, el condenado, de 63 años, en una localidad de la merindad de Sangüesa.

Tras ser acusado de golpear y violar a una menor de 9 años, hija de su pareja, finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha confirmado una condena de 14 años y 8 meses de prisión impuesta el pasado mes de diciembre por la Audiencia Provincial.