www.elcaso.net

Actualidad en Pamplona

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha condenado a 2 años de prisión por un delito de abuso sexual con acceso carnal al dueño de un bar de Pamplona que violó a una camarera que, debido al alcohol ingerido, se encontraba en “avanzado estado de embriaguez” y había perdido “el sentido de la conciencia”.

En agosto de 2015, la demandante descubrió que no era hija biológica de su madre. El Servicio Navarro de Salud rechazó que se hubiera producido un error, pero el magistrado asegura que “la hipótesis más real y probable” es que el intercambio se produjera en el hospital.

La juez envía finalmente a prisión a un investigado por abusar sexualmente de su hijastra de 13 años en la comarca de Pamplona. El imputado reconoció que mantenía “de forma habitual” relaciones con la niña desde que ésta tenía 12 años, pero alegó que fueron consentidas.
  • 1

El magistrado, que imputa al investigado un delito de homicidio en grado de tentativa, destaca que propinó a la víctima tres cuchilladas, dos en el pecho y una en la zona clavicular.

Según relataron los agentes, primero alegó que venía de Portugal, luego que tenía asma, y más tarde que no tenía mascarilla. Sin embargo, cuando le facilitaron una, hizo caso omiso y se la guardó en el bolsillo.