www.elcaso.net

Ictus

Narcotizaban a las víctimas suministrando benzodiacepinas durante las citas que concertaban a través de redes sociales y cuando se encontraban sedadas, aprovechaban para desvalijar las viviendas. Actuaban en las ciudades de Madrid, Bilbao y Barcelona y la gran mayoría de las víctimas tuvieron que ser atendidas por intoxicación e incluso una de ellas llego a sufrir un ictus.
  • 1