www.elcaso.net
La muerte ‘olímpica’ que ha conmocionado al mundo
Ampliar

La muerte ‘olímpica’ que ha conmocionado al mundo

Por Ana Velasco Peláez
miércoles 11 de agosto de 2021, 14:36h

Escucha la noticia

El pasado martes encontraban el cuerpo sin vida de la ciclista neozelandesa Olivia Rose Podmore, de tan solo 24 años. Las primeras pesquisas apuntan a que se trata de un suicidio, por lo que ha resurgido el debate sobre la salud mental de los deportistas de élite.

Nueva Zelanda, el país natal y donde ha fallecido la ciclista Olivia Rose, está conmocionado tras su pérdida. Este suceso ha levantado de nuevo las críticas hacia el poco apoyo psicológico que reciben los atletas que compiten al más alto nivel.

Olivia ha sido encontrada en su casa en Cambridge y todo apunta a un suicidio, aunque no se ha cerrado de momento la investigación. La autopsia y otras pruebas que se le practicarán terminarán por corroborar esta teoría.

No fue convocada a Tokio 2020

Los indicios han apuntado a que la principal causa ha sido el suicidio, dado la presión que había sufrido la ciclista en los últimos meses. Olivia participó en los JJ.OO. de Río en 2016, pero no fue convocada para los JJ.OO. de Tokio 2020 que se acaban de celebrar.

Esta exclusión supuso un golpe duro para la ciclista, después de tanto esfuerzo, y se habría quitado la vida. Su último fin de semana lo pasó junto con el campeón olímpico de remo, Eddy Murray, un amigo y su pareja en Queenstown. El primero ha hecho unas declaraciones expresando el dolor por la pérdida de Olivia, a quien ha calificado como una “gran luchadora”, pero que perdió las ganas de vivir.

Se ha descubierto que Olivia solicitó servicios de apoyo psicológico a los atletas y emitió una serie de mensajes públicos sospechosos, entre ellos, el último: “El sentimiento cuando ganas no se puede comparar a cualquier otro… Pero las sensaciones cuando pierdes, cuando no eres elegido ni te has clasificado, cuando te lesionas, cuando no cumples con las expectativas de la sociedad (…), esas sensaciones también son diferentes”.

Tras la trágica muerte de Olivia, la federación de ciclismo de Nueva Zelanda se ha comprometido a seguir más de cerca el estado mental de sus deportistas. Repasando los casos recientes de deportistas de alto nivel que han abandonado debido a la gran presión que se ha ejercido sobre ellos, e incluso, casos de abuso, están, la gimnasta estadounidense Simone Biles, quien se ha retirado antes de los JJ.OO. de Tokio debido a problemas de salud mental. Ella misma declaraba: “no estoy lesionada. Simplemente tengo una pequeña herida en mi orgullo”. Hace unos meses se retiraba la tenista japonesa Naomi Osaka, siendo la número dos del mundo. Y en 2016, el nadador Michael Phelps, ganador de 28 medallas olímpicas, también se retiraba, alegando una depresión. Sin duda, el deporte puede salvar vidas, pero también las puede destruir si no se acompaña de un apoyo emocional adecuado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios