www.elcaso.net

Pena de muerte

Kaduna, situado en el oeste de Nigeria, ha llegado a una situación crítica. Las autoridades del estado se han visto obligadas a aprobar una ley que permite castigar con la castración quirúrgica y la pena de muerte a las personas condenadas por violación.

Al menos 657 personas fueron ejecutadas en todo el mundo en 2019, lo que supone un 5% menos respecto a 2018, el quinto año consecutivo de descenso y la cifra más baja de la pena de muerte en la última década, pese a que Arabia Saudí ejecutó a un número sin precedentes de ciudadanos.

  • 1