www.elcaso.net

eutanasia

El pasado martes, una mujer leonesa de 35 años se suicidó en Asturias. Padecía ELA desde hace años y la enfermedad pudo con ella, por lo que se tomó fármacos en la habitación de un hotel. Antes de morir, dejó un mensaje grabado para eximir a los amigos que la acompañaron.

"Por culpa de no estar legalizada en España la eutanasia, he tenido que hacérmela yo" escribió Isabel Olaso antes de pedir a su hijo que acabara con su vida. Los fuertes dolores de espalda y la gran úlcera en la pierna por diabetes habían provocado que la mujer llevara diez años sin salir de casa.
  • 1