www.elcaso.net

Detenido

Las autoridades del estado de Haryana, en India, rescataron a la víctima que permaneció durante años encerrada en el baño de su vivienda por su marido, quien justificó sus actos con una presunta enfermedad mental.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Murcia a un hombre de 39 años de edad que estaba huido de la justicia por varios delitos cometidos entre los años 2008 a 2015.

Han sido los propios Mossos d’Esquadra los que han confirmado este lunes la detención de Jordi Magentí Gamell, de 60 años, acusado del asesinato de dos jóvenes en el pantano de Susqueda (Girona) el pasado 24 de agosto.

El detenido, de nacionalidad marroquí, disparó a una persona mientras dormía acabando con su vida. Tal y como han señalado fuentes de la Guardia Civil, había abandonado España por el paso de El Tarajal (Ceuta) poco después de cometer el asesinato en Almería.

Tenía en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega tras apuñalar mortalmente a un hombre y causar lesiones graves a otro en una reyerta ocurrida el pasado mes de agosto en la localidad de Katowice (Polonia). Tras el crimen fue buscado sin éxito en Alemania, Holanda, República Checa e Irlanda, hasta que fue finalmente localizado en España donde utilizaba una identidad usurpada a un compatriota que se encontraba ingresado en una prisión de su país.
  • 1

Agentes de la Policía Local de Novelda (Alicante) han detenido a un hombre de 56 años por presuntamente abusar sexualmente de una niña de once años. La madre de la pequeña descubrió un vídeo en el que aparecía el sospechoso, familiar de la pequeña, al parecer abusando de ella.

La víctima, que tenía 12 años de edad cuando comenzaron los hechos, sufrió abusos sexuales de manera continuada durante más de tres años. La menor llegó a recibir más de 3.000 llamadas telefónicas en el periodo de un año, mensajes continuos y numerosas cartas de amor, por parte de su tutor.

Su arresto se enmarca dentro de una amplia operación contra la distribución de pornografía infantil en redes sociales, en la que se ha detenido a otras cinco personas y se ha tomado declaración en calidad de investigadas no detenidas a otras tres más. Otro de los detenidos había iniciado contactos con niñas a las que había convencido para que le enviaran fotografías desnudas.

Controlados las 24 horas del día, vivían hacinados y sus explotadores les obligaban a pagar de forma abusiva por cualquier alimento, bebida o producto que consumieran.