www.elcaso.net

Boadilla del Monte

Tres personas que se encuentran acogidas por un ciudadano español quedaron atrapadas en la zona alta de un chale y fueron rescatadas por el tejado. El fuego se inició en unas placas de acumulación de energía y se propagó inmediatamente por las altas temperaturas.

"Emilio Botín no falleció por un infarto en su domicilio de Somosaguas sino que fue asesinado en su propio despacho de la Presidencia del Banco de Santander de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte", esta es la afirmación recogida literalmente en la querella presentada en el Juzgado Central de Instrucción número 1 de Madrid por el letrado Carlos Javier Sánchez-Seco Vivar y de la que se ha hecho eco este martes 'La Tribuna de Cartagena'.
  • 1