www.elcaso.net
Richard Huckle, en una de las imágenes que publicaba en su web
Ampliar
Richard Huckle, en una de las imágenes que publicaba en su web

22 cadenas perpetuas para el mayor pederasta británico

viernes 17 de junio de 2016, 10:21h

Escucha la noticia

En su web se jactaba de haber abusado sexualmente de casi 200 niños en varios países del mundo. Publicó su guía sobre cómo aprovecharse de niños de familias pobres.

Richard Huckle, de 30 años, fue detenido en 2014 en el aeropuerto londinense de Gatwick cuando regresaba de un viaje en Malasia. Allí cometió la mayoría de sus crímenes, según informó la agencia británica del crimen.

La imagen que proyectaba era la de un profesor cristiano, con lo que logró acercarse a las familias más desfavorecidas de Malasia y Camboya durante sus más de nueve años de actividad. En tanto tiempo, su modus operandi fue perfeccionándose. Tanto que llegó a publicar en la dark web (una parte de la red inaccesible a través de los navegadores comunes) su manual «Pedófilos y pobreza: la guía del amante de niños». Un total de sesenta páginas que el tribunal que lo juzga ha calificado como «altamente maligno». En su página, además, concedía una suerte de puntos a quienes pudieran probar que habían cometido abusos sexuales a menores. Él aseguraba tener 191 puntos, uno por cada víctima.

Entre el material informático que le fue incautado, han sido encontradas más de 20.000 imágenes de pornografía infantil, incluyendo más de un millar de ellas en las que aparece abusando sexualmente de menores. Logró incluso sacar tajada económica de su barbarie, aceptando donativos de sus seguidores a cambio de seguir compartiendo fotografías de sus abusos.

Habitualmente, utilizaba la excusa de ser un profesor particular voluntario para ganarse la confianza de las familias de los pequeños. Así, conseguía quedarse a solas con ellos y, cuando estaban indefensos, cometía sus atrocidades. Su víctima más joven contaba apenas seis meses de edad.

Ante el tribunal se ha declarado culpable de 71 violaciones, por las que ha sido condenado a 22 penas de cadena perpetua. Según la ley británica, cumplirá, al menos, 25 años de cárcel. Su primera revisión de condena llegará en 2041, cuando tenga 55 años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios