www.elcaso.net

Sucesos en Cantabria

Concurren la agravante de parentesco y también la de género, ya que “el delito fue cometido por la superioridad que el acusado entendía que tenía sobre la víctima al ser esta una mujer”. El hombre grabó un video de la agresión, en el que se aprecia cómo trató a la víctima y las expresiones que vertió hacia ella, lo que demuestra “un plus de desprecio, de humillación”.

El jurado declaró la semana pasada que la mujer era culpable de acabar con la vida de la hermana de su pareja, con quienes convivía. Se ha tenido en cuenta la circunstancia agravante de parentesco y la eximente incompleta de alteración psíquica.
  • 1