Edición 14
29 de junio de 2022, 15:34:45
EL CASO HISPANO


Muere a sangre fría mientras trabajaba en Florencia


Mauricio Bernal, de 36 años, recibió hasta ocho impactos de bala cuando se encontraba trabajando, pintando la fachada de una de las tiendas de Florencia (Colombia). El hombre asesinado quedó abatido en el suelo ante la atónita mirada de medio pueblo.


Los testigos apuntan a que el autor es un sujeto de aproximadamente 26 a 30 años, que llevaba puesto un pantalón vaquero, un buzo de color naranja y gorra. El joven se acercó fríamente a Mauricio, quien le daba la espalda, mientras pintaba las puertas de una tienda.

El hombre sacó una pistola y le propinó tres tiros en la cabeza, cayendo al suelo inmediatamente. El ayudante de la víctima, que se encontraba a su lado, quedó en shock sin poder moverse.

El asesino avanzó unos pasos más hacia el cuerpo interte de Mauricio y, rápidamente, le propinó otros cinco disparos más. Nadie paró al hombre, que emprendió su marcha a pie, tal y como había aparecido, hacia el norte del municipio.

"Ese tipo mató a mi hermano"

José Samuel Bernal, padre de Mauricio, vio pasar al asesino frente a él. Otro de sus hijos le alertó gritándole: "mataron a mi hermano, ese tipo mató a mi hermano". "Inmediatamente sentí que el mundo se me vino encima, cogimos piedras y nos fuimos detrás de él".

"Cogí dos piedras en mi mano, y mi hijo un palo. Nos fuimos detrás del asesino, pero la inconciencia de la comunidad, nadie hizo nada, nadie salió ni dio un solo paso para detener al bandido. Yo creo que ese tipo en la forma en la que iba lo habíamos podido detener, pero la comunidad fue egoísta", afirmó Bernal.

"Él se subió por el monte y nosotros lo seguimos un buen trecho hasta que se nos perdió". Al ver que ya no podían hacer nada en ese momento, bajaron hasta donde estaba el cuerpo inerte de Mauricio, que se encontraba tirado en medio de la vía y a la vista de todos los vecinos.

El Caso.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.elcaso.net