Edición 14
30 de noviembre de 2021, 4:32:43
MUNDO INSÓLITO


20 años de ocupación, 100.000 afganos muertos o heridos y 10 millones de desplazados

Por Ana Velasco Peláez

Tras la toma de Afganistán por los talibanes, la portavoz de Exteriores de China ha pedido a EE.UU. que deje de usar la “democracia” y los “derechos humanos” para intervenir en la política de otros países.


El pasado 15 de agosto, los talibanes tomaron la capital, Kabul, y ya parece que están instaurados en el gobierno. Con ello, las mujeres son las principales víctimas, puesto que viven bajo su yugo, que las someten a sus leyes más rígidas.

Los talibanes han ofrecido una rueda de prensa por primera vez en la historia, donde han alentado a las mujeres a participar en la vida pública y a recibir una educación. Sin embargo, resulta difícil creerles.

Ante los medios internacionales, la portavoz de Exteriores de China, Hua Chunying, ha hecho un llamamiento a EE.UU. para que deje de “interferir arbitrariamente en los asuntos internos de otros países y socavar la paz y la estabilidad […]”. Recordemos que EE.UU. invadió Afganistán en 2001, tras los atentados del 11-S, como parte de su lucha contra el yihadismo. No obstante, el país no ha recobrado la democracia e, incluso, la situación es peor que hace décadas.

Esta rueda de prensa se ha producido el martes pasado, tras las declaraciones del presidente Joe Biden, donde reconocía su sorpresa ante el rápido avance de los talibanes, pero ha afirmado su compromiso de poner fin a la guerra. China, que ya tiene frentes abiertos con EE.UU., le ha acusado de patrocinar el terrorismo, puesto que “el número de organizaciones terroristas ha crecido de un solo dígito a más de veinte”.

20 años de ocupación, 100.000 afganos muertos o heridos y 10 millones de desplazados

La población civil es la que más ha sufrido y, durante los 20 años de ocupación, más de 100.000 afganos han muerto o resultado heridos y hay más de 10 millones de desplazados. Según datos de la misión de la ONU en Afganistán, en 2020, casi 6.000 civiles han resultado heridos y más de 3.000, asesinados.

La portavoz china ha recalcado: “Dondequiera que EE.UU. ponga su pie […], vemos turbulencia, división, familias rotas, muertes y otras cicatrices en el desorden que ha dejado. El poder y el papel de EE.UU. son más bien destructivos que constructivos”.

Cierto es que la propia estructura política y social de Afganistán, que se ha caracterizado por el aspecto tribal, no ha permitido una fácil democratización, pero si la intención de EE.UU. ha sido la de instaurar un gobierno occidental en el país asiático, no lo ha conseguido.

Los talibanes han conseguido afianzar de nuevo su poder y surgen dudas de cómo se financian. De hecho, son una organización “enormemente rica”, que obtienen dinero, principalmente, del comercio del opio. Además, han conseguido avanzar robando las armas que EE.UU. entregó al ejército y a las fuerzas policiales. Pero América se ha dedicado a acusar a Rusia y Afganistán, mientras el país sigue en el caos.
El Caso.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elcaso.net