Edición 14
26 de octubre de 2021, 20:40:01
MUNDO INSÓLITO


La polémica campaña de Australia para favorecer la vacunación contra el Covid-19

Por Ana Velasco Peláez

Hace unos días, el gobierno australiano publicó un vídeo llamado “Covid-19 Health Campaign: Don’t be complacent”, que ha generado una gran polémica.


En este vídeo aparece una mujer joven tendida sobre la cama de un hospital con síntomas visibles de falta de respiración, ya que aparece conectada a un ventilador mecánico y está angustiada. Al final del mismo aparece este mensaje: “el coronavirus puede afectar a todos”, e insta a los ciudadanos a pedir una cita para vacunarse.

Esta campaña publicitaria, dirigida especialmente a los ciudadanos más jóvenes de Sídney, ha generado numerosas voces que critican la crudeza de las imágenes, que en vez de dar esperanza, genera miedo y ansiedad.

Una de las voces críticas es la columnista conservadora, Rita Panahi, que tiene más de 250 mil seguidores en Twitter. Ella compara el vídeo gubernamental de Australia con las propuestas de otros países como Nueva Zelanda y Francia, que transmiten la esperanza de regresar a la “normalidad” y recuperar las libertades.

En respuesta, el gobierno australiano defiende que el vídeo es efectivo, puesto que no se nos debe olvidar que vivimos en una situación epidemiológica adversa. John Frewen, teniente general y uno de los máximos responsables del programa de vacunación del gobierno australiano, defiende la efectividad del vídeo y asegura que “la situación del estado de Nueva Gales y Sídney es muy grave”.

De hecho, Sídney registra el récord diario de contagios del país desde comienzos de este año, debido a la propagación de la variante Delta del virus. Este lunes, se han contabilizado 112 nuevas infecciones locales.

Este rebrote se produce en Australia a pesar de que se decretara el confinamiento de la población el pasado 26 de junio y, se espera que dure unas semanas más. Este vídeo ha surgido como medida in extremis ante una situación que parece muy difícil de controlar y un ritmo de vacunación lento o pocas personas dispuestas a vacunarse de momento. Tan solo el 10 % de la población australiana, en total 25 millones de habitantes, ha recibido la pauta de vacunación completa. En el caso de Australia, se produce la AstraZeneca y se espera que el vídeo, aparte de levantar críticas, sirva para concienciarse de los riesgos.

Si hablamos de España, los datos tampoco son positivos, puesto que nos encontramos inmersos en la quinta ola de la Covid-19, con datos de contagios que crecen cada semana, y se espera que algunas Comunidades Autónomas, como Cataluña y la Comunidad Valenciana, apliquen medidas restrictivas. Nuestro país se ha sumado a iniciativas como “Verano 2021: volver a viajar”, “El año europeo del ferrocarril”, como en otro países europeos, que ofrecen un mensaje de positividad.

Sin embargo, también hemos tejido campañas publicitarias similares a la de Australia. En noviembre de 2020 se lanzó un anuncio, dirigido también a la capital, Madrid, que decía: “el otro día contagié a mi abuela y la enterraron hoy”.

Según la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, se invirtieron 3 millones de euros en el spot publicitario, aunque parece que el mensaje no fue suficiente para parar al virus. Esta campaña estaba dirigida a los jóvenes, que son los más propensos a salir y contagiarse y, lo más importante, contagiar a sus familiares. Hay otro ejemplo de una campaña publicitaria protagonizada por jóvenes, ingresados en la UCI, que se reúnen con sus familiares. A pesar del refrán “una imagen vale más que mil palabras”, la realidad sigue siendo preocupante.

El Caso.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elcaso.net