Edición 14
26 de noviembre de 2020, 21:31:18
NACIONAL


Forzada a prostituirse desde el año 2009

Por El Caso

La víctima -de nacionalidad rumana- llegó a España con la promesa de un trabajo digno para luego ser obligada, mediante el uso de la violencia física, a ejercer la prostitución para saldar la deuda contraída con el grupo criminal. Fruto de las relaciones sexuales a las que era forzada, la mujer dio a luz un bebé que fue utilizado por el grupo para extorsionar a clientes habituales por sumas de hasta 25.000 euros.


Agentes de la Policía Nacional han liberado en la provincia de Zaragoza a una mujer de nacionalidad rumana que era forzada a prostituirse desde el año 2009. El grupo criminal desarticulado, también de origen rumano, atrajo a la víctima a España con la promesa de un trabajo digno para luego obligarla, mediante el uso de la violencia física, a ejercer la prostitución y así saldar la deuda contraída.

Fruto de las relaciones sexuales a las que era forzada, la mujer tuvo un bebé que dio a luz en Rumanía y que fue utilizado por el grupo criminal para extorsionar a sus clientes habituales por cantidades de hasta 25.000 euros. La operación policial ha finalizado con la detención de seis personas -todas de nacionalidad rumana- en el registro de un domicilio en Calatayud (Zaragoza).

La investigación se inició cuando la Policía Nacional, a través de la Agregaduría de Interior de la Embajada de Rumania en España, tuvo conocimiento de la existencia de un grupo criminal rumano asentado en la provincia de Zaragoza.

Agresiones físicas y deuda

La investigación permitió a los agentes localizar en un municipio próximo a Calatayud (Zaragoza) a la mujer ahora liberada, la cual manifestó cómo en el año 2009 había llegado a España con la promesa de un trabajo digno para luego ser forzada, a través de múltiples agresiones físicas, a ejercer la prostitución para pagar la deuda contraída con el grupo criminal, deuda que ascendía a 3.000 euros.

Los responsables del grupo contactaban por teléfono con clientes de localidades próximas a Calatayud, principalmente varones de edad avanzada, y concertaban citas en el domicilio de éstos o en lugares públicos apartados. La víctima era trasladada a esas citas por un miembro del grupo criminal que ejercía un control estricto sobre ella y se apoderaba de todo el dinero obtenido por la mujer.

Un bebé para extorsionar

Como consecuencia de las relaciones sexuales que se vio obligada a mantener, la víctima quedó embarazada y fue madre de un bebé que dio a luz en Rumanía, donde quedó bajo la custodia de un miembro del grupo que había sido registrado de manera fraudulenta como padre del menor.

Con el nacimiento del bebé, el grupo criminal comenzó a amenazar a clientes habituales de la mujer con sacar a la luz que eran los padres de ese bebé si no les hacían entrega de una importante suma de dinero, que oscilaba entre los 10.000 y los 25.000 euros.

La operación policial ha finalizado con la detención de seis personas en el registro de un domicilio en la localidad zaragozana de Calatayud, donde también se han intervenido tres teléfonos móviles, resguardos de envíos de dinero y transferencias bancarias, y diversa documentación.

Servicio permanente de atención a las víctimas

En la lucha contra la trata de seres humanos es necesario realizar un abordaje integral, persiguiendo y deteniendo a los delincuentes, así como asistiendo y protegiendo a las víctimas.

La Policía Nacional tiene unidades altamente especializadas y formadas, estratégicamente desplegadas por territorio español y coordinadas a través de una unidad central con funcionarios altamente especializados. Dispone además de un servicio permanente de atención a las víctimas de trata de seres humanos, las 24 horas los 365 días del año.

El Caso.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elcaso.net